Caja registradora novitus como cambiar una hora

Aunque la necesidad de tener una caja registradora Novitus Deon en el negocio crea un número aún mayor de empresarios, todavía es posible, según las regulaciones existentes, abandonar el objetivo actual.

Unos 100.000 contribuyentes polacos pueden operar con el derecho a dicha exención. A partir del 1 de marzo de 2015, la obligación de proporcionar estas herramientas concierne, entre otros, a los contribuyentes que prestan servicios en el campo de la reparación de motores, peluquería, cosméticos, servicios relacionados con alimentos, servicios legales, asesoría fiscal y médicos. Entonces, ¿quién no tiene realmente que llevar la caja registradora? Entre otras cosas, dicen exenciones de materias para actividades específicas. El contribuyente que realiza trabajos exentos del sujeto no requiere que se los vea en el monto fiscal. Quién no tiene que tener una caja registradora: prestación de servicios o beneficios del nivel de servicios de radiodifusión, servicios electrónicos, servicios relacionados con la agricultura, cría y cría de animales, electricidad, vapor, combustibles gaseosos, agua en la cara natural, servicios relacionados con la recolección de residuos que no sean peligroso, servicios relacionados con la recogida de residuos peligrosos, servicios relacionados con el tratamiento de residuos, servicios relacionados con el tratamiento de residuos peligrosos, servicios relacionados con la eliminación de residuos radiactivos, transporte ferroviario, público y suburbano, servicios postales y de mensajería, ayuda en la dirección de alojamiento, servicios prestados por hoteles , moteles y casas de huéspedes, servicios de telecomunicaciones, servicios electrónicos, servicios físicos y de seguros, alquiler y ayudas para la administración de propiedades, servicios relacionados con la compra del mercado inmobiliario, actividades notariales, servicios relacionados con la vida del pedido, servicios administrativos. Servicios públicos, servicios de archivos, organizaciones de miembros, servicios prestados por organizaciones y sistemas extraterritoriales.

Los contribuyentes que realizan los artículos mencionados anteriormente también pueden beneficiarse de la exención objeto-sujeto. El derecho a la última solución se debe a la forma de venta del contribuyente. Si la facturación de las actividades enumeradas tenía más del 80% de la facturación total del año anterior, el contribuyente puede aplicar la solución de cobro en efectivo para toda la venta.